Cantigas y Romances : «Adios valle de Ancares»

A lo largo de los años, una sangría imparable de gentes tuvo que vender su alma al diablo de la emigración. Sangría incesante que condenaría a la comarca de Ancares al abandono, como uno de tantos lugares a lo largo y ancho de Galicia. Entre las lágrimas, la nostalgia, la tristeza y la esperanza de una vida mejor en otras tierras lejanas, muchos fueron los que, tomando pobres maletas de madera o simples atijos, dieron el primero de los muchos pasos que los seguirían.

Unos partieron más allá de los mares, otros más allá del pequeño mundo que conocían. Todos ellos,  con el pesar de haber dejado atrás a su tierra y a sus seres queridos que, algún día, volverían a ver o… quizá no. Ancares, su comarca, hoy sigue sangrando y, cada día que pasa, cada generación que se va, diezma sus aldeas. Pueblos y gentes que, junto a su historia y tradiciones, ven sobre el horizonte el final de un rincón milenario.

Ancares

-Adeus val de Ancares
adeus che digo,
Adeus árbores verdes
de xunto o río
a vin chorando…
A vin chorando e dixen
¿Por quén suspiras?
-Teño o amor ausente 
i estou chorando 
a despedida..
-A despedida é corta
a ausencia larga,
quero que te divirtas 
e no me esquezas
prenda da ialma…